Esta cuarentena nos hizo atravesar una verdadera prueba de fuego, con respecto a la imagen personal. . Hoy no nos estamos vistiendo para los otros, estamos vistiéndonos para nosotros mismos, y la pregunta es que nos ponemos, nos cambiamos, nos cuidamos, usamos el espejo para vernos y aceptar lo que nos devuelve?

Que actitud tenemos con nuestra propia imagen, es fácil cuando debemos trabajar, salir de casa, ir al medico, o a pasear, pero, que pasa cuando no hay un otro a quien mostrarle nuestro nuevo look, ese bello accesorio o nuestro maquillaje impecable?

En casa seguimos manteniendo las rutinas de una imagen saludable, cómoda, pero cuidada, prolija, ordenada, limpia, la imagen la tenemos diseñada para nosotro o para los otros?

Si nos quedamos todo el día con el piyama, sin peinarnos y desaliñados , nos daremos cuenta que siempre nos hemos de nuestra imagen por el otro.

Quizás sea un muy buen momento para preguntarnos como deseamos vernos, que nos gusta de nosotros, que prendas, que colores y empezar asi a elevar nuestra autoestima-

Que te parece si vamos al armario y elegimos a conciencia como deseas verte y sentirte?

Y si hoy le decimos a nuestra mente que estamos listos para tener una buena actitud y ponernos en movimiento? Recordemos que la cabeza entiende cuando estamos preparados para accionar y cuando no- Dejarse puesta la ropa de cama nos hace estar cansados y deprimidos, por lo tanto a Accionar!! desde la ropa y desde nuestra imagen interna, para después poder deslumbrar a través de la imagen externa y lograr todas las metas personales y profesionales que nos hemos propuesto.

Share This