Un nuevo Parque Nacional Traslasierra en Córdoba impulsado por Aves Argentinas.El Parque se ubicará en las 105.000 hectáreas de la estancia cordobesa Pinas con el objetivo de proteger tanto la biodiversidad como su patrimonio histórico, ya que se estima que en el predio hay vestigios de la cultura de los comechingones y fue propiedad del político y periodista Lisandro de la Torre.

 

Un lugar clave

Ubicado en los departamentos Minas y Pocho y limitando al oeste con La Rioja, el Parque Nacional Traslasierra protegerá una porción del Chaco seco, una de las ecorregiones más amenazadas a nivel mundial, de las menos conocidas por los ciudadanos y -quizás por eso- en un serio estado de fragilidad.

 

Además, su localización resulta estratégica para el turismo y la conservación de la naturaleza: por un lado es clave para conformar el Corredor Biogeográfico del Chaco Árido ya que se ubica cerca del Parque Provincial Chancaní de 5.000 hectáreas y de la Reserva de Uso Múltiple Salinas Grandes, de 196.000. Por otro lado, también ocupa un papel protagónico en el Corredor de Conservación y Turismo del Norte de Córdoba, junto con el futuro Parque Nacional Ansenuza  y el Parque Nacional Quebrada del Condorito, un área protegida ya posicionada y reconocida por los ecoturistas.

 

Valores de conservación

Según un equipo de biólogos de la Universidad de Córdoba que estudia la zona, a causa del gran hermetismo que siempre reinó alrededor de esta estancia, la información disponible no es abundante pero alcanza para saber que es indispensable convertirla en parque nacional para garantizar su conservación.

 

Prueba de ello es que además de albegar 161 especies de aves, 24 de mamíferos y 30 de reptiles, en Pinas acaba de ser descubierta una especie que nunca había sido detectado en Córdoba y que está catalogada en peligro de extinción a nivel global:  el pecarí chaqueño, Catagonus wagneri.

 

A esto se le suma un escenario que paradójicamente contribuyó a la conservación de la naturaleza en la estancia: por estar ubicada en una zona con poca agua, la producción agropecuaria se limitó a ganadería de baja intensidad (pocas cabezas por hectárea), así que no sufrió los cambios en el suelo ocurridos en otras partes de la Provincia como consecuencia de los avances tecnológicos y las demandas del mercado. Todas estas características hacen que la estancia Pinas se encuentre en inmejorables condiciones de conservación y sea el momento justo para darle la máxima protección posible a un territorio, como lo es la categoría de parque nacional.

 

Trabajo conjunto

Cuentan  con un equipo interdisciplinario que participa en el  Consejo Asesor Técnico de esta iniciativa y, a la vez, realizamos trabajos de educación ambiental y capacitación para el turismo de naturaleza en las comunidades vecinas.

 

Desde Aves Argentinas apoyan la concreción del Parque Nacional Traslasierra y esperamos que se realice en un futuro cercano para proteger de forma efectiva una ecorregión tan olvidada como lo es el Chaco seco.

Share This