Sé que siempre quise comunicar.

¿Qué? ¡¡¡Todo!!! Y a esta charlatana imparable y escritora de ocho diarios personales el periodismo le pareció la profesión indicada.

Estudié Técnica en ComunicaciónSocial y luego un año más para especializarme en Medios de Comunicación (oral y escrito). Es decir, que desde el principio ¡fui por más! Sin duda inspirada en Mónica Cahen D’Anvers, mi ejemplo a seguir, porque tenía una imagen y una seguridad que admiraba. Además, ella brillaba. Y yo quería brillar.

Empecé con pasantías en las madrugadas de Radio Rivadavia. Mi función no era precisamente deslumbrante, ya que solo debía subrayar cuáles eran las noticias más importantes del día. Sin embargo, eso me sirvió para diferenciar las distintas posturas editoriales de los diarios y para aprender a leer entrelíneas, una herramienta fundamental muchos años después cuando elegí Ser mi Marca.

En aquel momento, decidí capacitarme a full y toda posibilidad de aprendizaje me resultaba atractiva. Hice cursos y seminarios de: Oratoria, Historia, Talleres de Comunicación en las Naciones Unidas y hasta Educación de la voz. Recuerdo que quise estudiar la carrera de Locutora Nacional en el ISER, pero por un problema en las cuerdas vocales no aprobé el examen de ingreso. Esta situación, que a algunas personas les provocaría una frustración paralizante, significó en mí una motivación para buscar internamente otras habilidades e inquietudes que me fortalecieron.

En ese sentido, la vida me dio (y me da) sorpresas.

A los 21 años, ingresé al Congreso de la Nación como asesora de prensa de diputados. Una experiencia muy reveladora porque supe que no todo es lo que parece y no todo es cómo se dice. Mi natural credulidad se esfumó, al menos en el periodismo y en la política.

Paralelamente,me ofrecieroncolaborar en una revista farmacéutica y me gustó. Era bueno escribir noticias de salud, belleza y calidad de vida; hacer reportajes; conocer laboratorios; y especializarme en un área de la comunicación de la que pocos se ocupaban. Tal fue mi entusiasmo que al poco tiempo me convocaron para ser secretaria de redacción de la publicación. Allí trabajé 23 años y apliqué toda mi imaginación al crear secciones o inventarllamativas maneras de comunicarme con el lector.  Una linda anécdota de aquella época -porque me sentí súper valiosa- fueron las repercusiones dela nota que realicé sobre el primer trasplante de piel en Argentina a un paciente quemado con una entrevista aldoctor Fortunato Benaim. Incluso me llamó una lectora para pedirme los datos del médico, ya que su hija había sufrido un accidente y tenía el 80 por ciento del cuerpo afectado. Ese pedido me hizo sentir útil y me conectó con la verdadera función del periodista: Informar & formar.

Gracias a mi trabajo viajé y viajé mucho.

Dos de los viajes más enriquecedores: conocer en Miami a los más sobresalientes médicos  de los hospitales del primer mundo e intercambiar experiencias con colegas de todo el planeta en el Congreso de Comunicación, en Suiza.

Como periodista recibía la información y la invitación de consultoras de prensa sobre los asuntos más variados, algunos me servían para difundir y otros sencillamente eran mimos a mi dedicación al medio.

Un día decidí armar mi propia consultora especializada en temas de Salud y Belleza. Me fue muy bien ypuse en práctica aquello que me gustaba de lo que me brindaban a mí, tratando de evitar lo superfluo en el plano de las relaciones públicas y de la prensa.

Redacté revistas, boletines y material gráfico en general, especialmente diseñado para laboratorios, cuyo objetivo era contar de manera didáctica una afección o un tratamiento.

Al ser tan multifacética pude hacer de todo un poco. Periodista, asesora y/o consultora, siempre funcionando con mi marca personal: Expeditiva, Eficaz, Responsable y Comprometida.

En el 2008 cambié el rumbo, o no tanto al fin, yestudiéAsesoramiento de Imagen Personal y Profesional.

La vida me había pegado fuerte con algunas experiencias que, tal vez por dolorosas, hicieron que me pensara un poco más Interna y Externamente. Sentí la necesidad de ser más saludable no solo desde adentro, sino desde afuera. Aprendí tips, estilos, colorimetría, guardarropa y compras inteligentes, pero, sobre todo, me ocupé de formarme con tres temas esenciales: Autoestima, Autoimagen y Actitud.

Esto me convirtió en una gran Motivadora.

Diseñé mi propia campaña de prensa para vender mis charlas a las empresas, ofreciendo algo que no había en el mercado hasta ese momento:una mirada interiora la Imagen personal y profesional.

De cada empresa que me contrató aprendí mucho, porque cada una de ellas tenía objetivos diferentes. Hice eventos cortos de diez minutos basados en Test de Imagen, realicé cumpleaños con el lema “Festejos y Motivación”, edité cuadernillos de promoción con mis tips para obsequiar, filmé videos para varias marcas, creé el concurso de fotografía “Qué dice mi imagen de mí” para la Universidad de Belgrano y, entre otras cosas, fui columnista invitada del suplemento Entre Mujeres del diario Clarín. Cada uno de estos servicios fueron incentivos y a la vez desafíos que supe sortear.

Me hice conocida como la Gurú de la Imagen y en 2016 escribí La Profundidad de la superficie, mi primer libro. Una guía de imagen interna y externa que me permitió llegar a más auditorios y a cruzar fronteras.

En estos años he viajado mucho.

En el interior de Argentina realicé capacitaciones y ofrecí charlas que motivaron y dieron valor a profesionales para que se desarrollen. Fui convocada en Uruguay y en Paraguay, dos países que me recibieron con mucha curiosidad por los temas que abordo: Marca Personal. Comunicación. Imagen & Motivación.

La vasta experiencia que adquirí en los temas de Salud me animó a hacer el bien, aplicando mis conocimientos en charlas sobre imagen para pacientes oncológicas, a brindar capacitaciones gratuitas para maquilladoras del programa “Luzca bien, Siéntase mejor” y a disertar en las jornadas deMacma. Desde el 2016 formo parte del cuerpo de docentes que dicta el Curso de Perfeccionamiento de Estética Oncológica del Grupo Amadas. Una actividad que me enaltece plenamente, tanto a nivel profesional como personal.

A mediados de 2017, como resultado de las muchas capacitaciones de Marketing Digital a las que asistí, decidí cambiar, otra vez. Decidí sumar los nuevos conocimientos a mi visión y a mi pasión, y dejar de ser reconocida solo por mi trabajo como periodista o asesora de imagen. Amparada en el concepto de “Marca Personal” encaré este nuevo desafío de dar capacitaciones que agreguen valor a los profesionales o a las personas que deseen desarrollar su propio emprendimiento.

En pleno proceso de cambio, comencé a trabajar como docente en la Universidad de Palermo. En estos meses adquirí una experiencia invalorable, ya que los jóvenes son fuente de toda energía y con sus miradas limpias hacen interesante cualquier proyecto. Además, en 2018 brindaré clases en la UBA para capacitarte sobre Imagen Profesional.

Como ven sigo mi huella.

Y hoy más que nunca soy Mi marca-Mi imagen.

Share This